LA PAZ TERRITORIAL POSIBLE

Alejandro Reyes Posada

Publicado en EL ESPECTADOR el domingo 22 de junio de 2014

En Colombia se puede hablar de las guerras de la Sierra Nevada de Santa Marta, de los Montes de María, del triángulo del Chocó, Urabá y sur de Córdoba, del Magdalena Medio, del Bajo Cauca antioqueño, del Catatumbo, de Arauca y Casanare, del Caguán y Macarena, del sur del Huila, del Putumayo, del norte del Cauca y del Pacífico sur en Nariño, Cauca y Valle.

Además de esos núcleos duros, los efectos de derrame del conflicto armado han afectado el 90% de los municipios y han cambiado los patrones de ocupación y uso de cada territorio por la emigración a las ciudades y el desplazamiento violento del campesinado, los indígenas y las comunidades negras. Los señores de la guerra, los grandes ladrones del tesoro público y los capos del crimen organizado son los nuevos acumuladores de tierras, que refuerzan una estructura feudal del atraso, que concentra la propiedad y expulsa población a la periferia improductiva sin control del estado.

La desmovilización paramilitar bajó la intensidad del conflicto armado en muchos de esos territorios y sustituyó los ejércitos privados de cuatro y cinco mil combatientes por bandas criminales con control territorial débil, que capturan rentas de economías ilegales y ofrecen servicios de seguridad a los nuevos dueños de la tierra. La futura desmovilización de las guerrillas permitirá desmantelar esas bandas para consolidar el estado y por tanto los derechos de la población excluida del desarrollo.

Terminar el conflicto armado es la condición básica para que el estado restablezca la seguridad en los territorios de la guerra, pero la construcción de la paz estable y duradera en cada uno será el resultado de corregir tres profundas distorsiones en la ocupación y uso de la tierra.

Primera, revertir la pérdida de tierras de las comunidades campesinas y dar nuevo acceso a tierras y bienes públicos a 250.000 familias de agricultores sin tierra. Segunda, hacer productivas las grandes propiedades ociosas en buenos suelos, para dar paso a la nueva agricultura de exportación, que podría lograrse si se aprueba crear el derecho real de superficie, que permite al inversionista y al campesino hacerse dueños de lo construido y plantado, pagando al propietario una renta durante largos períodos de tiempo.

La tercera distorsión, y de lejos la más peligrosa, es la amenaza que pesa sobre los ecosistemas estratégicos de los bosques andinos, amazónicos y pacíficos, resultado de fuerzas centrífugas de colonización maderera, coquera y ganadera, que deben revertirse para cerrar la expansión de la frontera agraria y salvar los bosques, acuíferos y ese 35% de suelos en proceso de erosión.

Todo lo anterior exige que el estado y las comunidades ordenen el uso protector y productivo del territorio, que extinga el dominio de las tierras mal habidas y que distribuya y formalice la propiedad a favor de la población rural. En Colombia deben coexistir la grande, mediana y pequeña explotación, y eso sólo puede lograrse con derechos claros y formales de propiedad para los tres grupos sociales, para que la tierra no sea más el botín de la guerra y de las trampas legales en la titulación.

Anuncios

Acerca de Alejandro Reyes Posada

Abogado y sociólogo. Investigador de asuntos agrarios y de tierras desde 1968. Asesor del ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y de la delegación del gobierno en la negociación del punto agrario de las conversaciones de paz con las Farc en La Habana entre octubre de 2012 y mayo de 2013. Actualmente soy consultor e investigador independiente.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s