LA PAZ TERRITORIAL Y LA PROPIEDAD DE LA TIERRA

Alejandro Reyes Posada

publicado en EL ESPECTADOR el 14 de septiembre de 2014

En la historia del poblamiento del territorio colombiano aparece como constante una discrepancia entre quienes trabajan la tierra y quienes se apropian finalmente de ella, en contravía de la ley. Porque la ley de tierras baldías dispone que son imprescriptibles, pertenecen a la nación, y desde fines del siglo 19 están reservadas para adjudicar la propiedad a los campesinos que las ocupan por cuenta propia y las hacen producir. Esa tarea del Estado no se ha cumplido sino con mucho rezago, de manera que cuando se titulan los baldíos, la tenencia efectiva ha pasado a manos de comerciantes de mejoras, que solicitan adjudicación a nombre de testaferros, a veces los mismos colonos, obligados a transferir luego la propiedad al acaparador de tierras.

La otra gran avenida ilegal ha sido la de reclamar pertenencia ante un juez civil, registrar la tenencia y englobar en el catastro los baldíos, con o sin campesinos adentro. Esos títulos falsos inician una cadena de transacciones especulativas hasta llegar a manos de grandes propietarios, que califican a los colonos como invasores de propiedad privada. Ha sido muy afortunada para ellos la existencia de guerrillas en áreas de colonización, pues les permite presentar a los “invasores” como infiltrados o cómplices de grupos subversivos y ganarse así el apoyo de las fuerzas armadas para expulsarlos.

La variante usada en la costa Caribe fue apropiarse por juicios de pertenencia grandes extensiones con rastrojos y bosques y subordinar a los campesinos como arrendatarios, para que desmontaran, cultivaran su pancoger y dejaran sembrada la tierra con pastos para la ganadería extensiva. Cuando se acabaron los bosques secos de la costa, a fines de los años sesenta, el campesinado era superfluo y fue masivamente expulsado de la tierra. Su reacción fue vincularse a la Anuc, creada por el gobierno Lleras, y emprender lo que llamaron “recuperaciones” de tierras, un regreso organizado a las haciendas que habían abierto con su trabajo. La última modalidad, usada en la altillanura, fue la acumulación ilegal de baldíos adjudicados a compradores de mejoras que posaban de colonos, en abierta oposición a la ley que prohíbe acumularlos en el mismo propietario.

Esta historia de la apropiación del territorio colombiano requirió el predominio del derecho civil sobre el agrario, la complicidad de jueces, notarios y registradores, un catastro impreciso y desactualizado, la prevalencia del registro sobre el catastro, y finalmente el desmantelamiento del Incora, cuyo puntillazo final ocurrió en 2003 bajo el gobierno Uribe.

La paz territorial consiste en aplicar las leyes agrarias que asignan derechos preferentes de propiedad a los ocupantes de baldíos y poseedores, y distribuir la tierra a los campesinos hacinados en cinturones de miseria en las ciudades. Para lograrlo, el gobierno debe hacer un verdadero catastro, recuperar los baldíos indebidamente apropiados en las últimas décadas, pues constituyen el verdadero gran fondo de tierras despojadas a la nación y al campesinado que colonizó el territorio, para distribuir de nuevo la propiedad fértil y cercana a los mercados. Así se hace una reforma rural integral y se paga la deuda histórica con los campesinos, tal como quedó pactado en el acuerdo agrario firmado en La Habana con las Farc.

Anuncios

Acerca de Alejandro Reyes Posada

Abogado y sociólogo. Investigador de asuntos agrarios y de tierras desde 1968. Asesor del ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y de la delegación del gobierno en la negociación del punto agrario de las conversaciones de paz con las Farc en La Habana entre octubre de 2012 y mayo de 2013. Actualmente soy consultor e investigador independiente.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Columnas, Políticas Públicas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s