LA PRESIÓN DE LA CALDERA SOCIAL

Publicado en EL ESPECTADOR el domingo 12 de octubre de 2014

En Colombia se acumulan presiones para una explosión destructiva de descontento y desesperación, que se alimenta de muchas fuentes. Muchos jóvenes crecieron heridos por la violencia que arrasó sus comunidades y los lanzó a competir con los pobres e indigentes en las ciudades, abandonados por la sociedad. Están las grandes mayorías rurales arruinadas dispuestas a hacerse oír de nuevo con bloqueos de vías y quema de carros, ansiosas de enfrentar masas de choque con la policía, y sienten que así se hacen oír del gobierno. Una generación urbana joven sin futuro alimenta las pandillas y la delincuencia al menudeo, que destruyen la vida social de sus vecindarios y cambian la estructura local de poder, que pasa a manos de los armados, que imponen sus reglas y someten a tributación a los vecinos. Como reacción desesperada, son cada día más frecuentes los linchamientos de pequeños ladrones o extorsionistas y las operaciones de limpieza social.

En muchas partes aparecen comportamientos de masas espontáneas, sin liderazgo ni orientación, unidas por la corriente subterránea de odio, insatisfacción, frustración y ansia de reconocimiento que hermana a los participantes y les ofrece una transitoria identidad ansiosa de ejercer poder instantáneo y contundente, aunque sea por una vez. Como no tienen voz ni nadie que la oiga y responda, escogen la salida de la acción directa, que se alimenta de sí misma y propaga la excitación con la rotura de vidrios, las lesiones sangrientas y sobretodo, con el incendio y el saqueo.

Mientras esta caldera acumula presión, se despliega el espectáculo de una clase dirigente ocupada en el teatro de sus rencillas personales, la defensa de privilegios de poderes institucionales de acusar, sancionar y controlar, con un servicio de justicia colapsado, mientras descuida y paraliza los fines esenciales del Estado y la búsqueda del bien común.

Cuando desaparece la confianza en que esta dirigencia pueda canalizar la presión social y liderar una gran transformación del país, el terreno está preparado para el surgimiento del gran demagogo autoritario, que sabe condensar la rabia y la promesa de redención de los excluidos y monta su espectáculo de cambios radicales que dependen de su voluntad y sus órdenes directas, en una instantánea acumulación del poder.

La única manera de impedir que siga cargándose la caldera del estallido social es hacer eficaz al Estado, para que sea capaz de garantizar los derechos de la población, y dar voz, poder de asociación y decisión a las comunidades locales, rurales y urbanas, para que asuman el control de sus territorios, su bienestar y su futuro. Eficacia estatal y empoderamiento organizado de la población son los dos ejes que nos pueden evitar la deriva hacia la autodestrucción por explosión social.

El fin del conflicto armado será la erupción de los conflictos sociales no resueltos y aplazados, pero el curso creativo o destructivo de esas demandas de cambio depende de devolver a la población el control de sus recursos vitales y su capacidad de acción colectiva organizada frente a un Estado que funcione para garantizar libertades y derechos.

Anuncios

Acerca de Alejandro Reyes Posada

Abogado y sociólogo. Investigador de asuntos agrarios y de tierras desde 1968. Asesor del ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y de la delegación del gobierno en la negociación del punto agrario de las conversaciones de paz con las Farc en La Habana entre octubre de 2012 y mayo de 2013. Actualmente soy consultor e investigador independiente.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s