LA VERDAD Y LA JUSTICIA EN GUERRA

Publicado en EL ESPECTADOR el 7 de junio de 2015

Hay pocos conflictos armados mejor documentados que el colombiano. Los hechos violentos de todos los adversarios han sido registrados en bases de datos y analizados en comisiones de estudio de la violencia, organizaciones sociales, publicaciones académicas y medios de comunicación. Ningún país tiene un inventario de víctimas tan detallado como Colombia, hasta el punto de que las afectaciones coyunturales de violencia se volvieron una condición permanente, una catástrofe humanitaria acumulada que crece hasta que se aclare la verdad de lo ocurrido y se reparen los daños que sean reparables, aunque muchas víctimas hayan recuperado sus condiciones de vida.

En La Habana el gobierno y las Farc decidieron crear una comisión para el esclarecimiento de la verdad, la convivencia y la no repetición, para esclarecer lo ocurrido (explicación amplia de la complejidad del conflicto); reconocer a las víctimas, la responsabilidad de los victimarios y la responsabilidad de la sociedad en que estos hechos no vuelvan a ocurrir jamás; y promover la convivencia en el territorio mediante el diálogo y la construcción social de la verdad.

En la mesa de conversaciones consideran la comisión de la verdad como una parte del gran diseño de justicia transicional, que además tendría los componentes de justicia para los máximos responsables, reparación y compromiso de no repetición, que siguen sin resolverse en la negociación.

Y justamente no se ha podido llegar a un acuerdo sobre el punto de víctimas y justicia porque están enfrentadas dos visiones casi opuestas de la realidad histórica del conflicto armado. La visión heroica que las Farc tienen de sí mismas, que les permite creerse titulares legítimos del derecho de rebelión contra un régimen que usa el terror contra el pueblo, al que no otorgan la legitimidad para juzgar sus crímenes, contrasta con la visión de las fuerzas armadas de ser héroes de la patria que defienden con sus vidas la democracia contra los narcoterroristas de las guerrillas.

Si esa diferencia de visiones no se resuelve en la mesa tampoco lo hará en manos de una comisión de once personas escogidas por las partes, no importa su credibilidad ni independencia, y por tanto la comisión de la verdad no resuelve el obstáculo para acordar el equilibrio entre justicia y paz. Es necesario regresar a los conceptos fundamentales: las Farc están en la mesa porque reconocen legítimo el régimen al cual buscan reintegrarse sin armas, para hacer uso de los medios no violentos para buscar fines políticos, y el gobierno está en la mesa para lograr que las guerrillas agencien sus ideas e intereses en la contienda política sin violencia.

La guerra insurgente se libra para crear nuevo derecho y la contrainsurgente para conservar el derecho.
La justicia a los infractores del derecho conserva el derecho cuando son una minoría y el poder del estado es capaz de aplicarla, pero impide la terminación del conflicto si el poder de facto de los infractores hace imposible su aplicación.

Por eso es tan difícil negociar cuánta justicia aceptan los que luchan por un nuevo derecho, y justifican los medios violentos con la nobleza de los fines, y cuánta justicia exige un derecho positivo que condena los medios violentos para perseguir fines, por nobles que sean, y castiga a sus autores. Posiblemente la solución provenga de ampliar el concepto de justicia para preguntarle si es justo continuar la guerra o si se sirve mejor a la justicia terminándola para siempre. La mayor justicia es salir de la guerra.

Anuncios

Acerca de Alejandro Reyes Posada

Abogado y sociólogo. Investigador de asuntos agrarios y de tierras desde 1968. Asesor del ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y de la delegación del gobierno en la negociación del punto agrario de las conversaciones de paz con las Farc en La Habana entre octubre de 2012 y mayo de 2013. Actualmente soy consultor e investigador independiente.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s