LÍNEA DIVISORIA ENTRE RESTITUCIÓN Y OPORTUNISMO

Publicado en EL ESPECTADOR el 6 de diciembre de 2015

No todas las transferencias de la tierra en regiones de violencia constituyeron despojo. El conflicto armado empobreció los territorios y redujo los precios de la tierra, disminuyó la inversión y aumentó la emigración, y en este contexto muchas personas liquidaron sus activos en tierra en un mercado voluntario, dominado por el exceso de oferta y pocos compradores, para financiar el desplazamiento a la ciudad. Muchas veces los compradores fueron parientes y vecinos que resistieron la crisis sin salir del territorio. Otras veces fueron comerciantes de tierras que vieron la oportunidad de ganancias al conectar la oferta con inversionistas empresariales. Aunque la violencia operó como estímulo de la oferta, los compradores de tierras no usaron la amenaza ni la presión armada para comprar o tomar posesión de la tierra contra la voluntad de sus dueños, como sí ocurrió con el despojo y el abandono forzado.

La ley de restitución de tierras tiene el propósito de regresar al patrimonio de sus dueños la tierra y los inmuebles despojados por violencia o amenaza de violencia, pero su alcance no se extiende a deshacer las operaciones ordinarias del mercado de tierras en las regiones violentas. La violencia pasa su cuenta de cobro a la población porque se deteriora la economía y todos los activos, tierras, viviendas y empresas valen menos. Cuando se supera la violencia y se restablece la inversión, los activos se valorizan de nuevo en cabeza de quienes se quedaron con ellos, bien sea porque no vendieron o porque compraron a quienes emigraron fuera del territorio. En ambos casos, se trata de una valorización no sólo lícita sino también legítima en cabeza de quienes resistieron la violencia.

Muchos reclamantes de tierras han visto en la ley de restitución una oportunidad para recuperar la valorización que perdieron cuando abandonaron la región. Al reclamar los predios valorizados de vuelta, definen a los actuales dueños como victimarios y despojadores, les imponen la carga de probar que adquirieron de buena fe exenta de culpa y los exponen a que la justicia los despoje legalmente de su propiedad, con una compensación en el mejor de los casos. Esta es una situación a todas luces injusta para los dos participantes en el proceso: injusta la pérdida patrimonial de quien es tratado como despojador sin serlo, e injusto el enriquecimiento sin causa para el reclamante que no fue despojado y consigue del juez la restitución del predio.

En las regiones donde predominó el abandono forzado sobre el despojo propiamente dicho, como los Montes de María, hubo un activo mercado informal de tierras entre conocidos y vecinos, que ahora muchos vendedores quieren revertir, causando inseguridad en la tenencia, para capturar el mayor valor de la tierra trabajada por otros.

Por ser una ley tan fuerte, la Unidad de Restitución y los jueces y magistrados deben aplicarla exclusivamente en los casos en que se demuestre que la violencia ejercida por los compradores afectó la voluntad de los vendedores, que constituyen despojo propiamente dicho, y no en las transacciones propias de un mercado afectado por la violencia, que empobrece a los dueños de tierras por igual. De lo contrario, por cada restitución se genera un nuevo despojo y cada víctima reparada deja una nueva víctima empobrecida.

Anuncios

Acerca de Alejandro Reyes Posada

Abogado y sociólogo. Investigador de asuntos agrarios y de tierras desde 1968. Asesor del ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y de la delegación del gobierno en la negociación del punto agrario de las conversaciones de paz con las Farc en La Habana entre octubre de 2012 y mayo de 2013. Actualmente soy consultor e investigador independiente.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s