EL FUTURO ESTRATÉGICO DE LA PAZ TERRITORIAL

Publicado en EL ESPECTADOR el 31 de enero de 2016

La paz con las Farc nos obliga a estructurar un pensamiento estratégico sobre el futuro potencial de Colombia, capaz de convocar la solidaridad de la población y despertar el entusiasmo y energía de los jóvenes. En el proceso de paz no se ha negociado el modelo de desarrollo concentrador y excluyente que caracteriza al país, pero sí se ha pactado una apertura democrática para que los dilemas y conflictos que encierra tengan una salida civilizada y ordenada.

“La revolución de Colombia es la paz”, dijo el comisionado Sergio Jaramillo en su conferencia en Harvard. La idea es cierta si la entendemos como la revolución democrática, que amplía la ciudadanía efectiva a los excluidos del bienestar y el desarrollo, para tomar en serio sus derechos e iniciativas. No es la revolución de la lucha de clases ni pretende eliminar la propiedad privada ni la acción empresarial, sino lo opuesto. El país debe repartir masivamente los bienes mínimos que exige la dignidad humana para democratizar el bienestar y crecer el mercado interno, para extender los derechos de propiedad y multiplicar el talento empresarial de la población.

La revolución es la apropiación del territorio por la población que lo habita y le crea valor con su trabajo. No puede seguir siendo una apropiación desordenada y predatoria, que expulsa población a las alturas y selvas que deben conservarse por sus servicios esenciales, y oportunista, que captura rentas de la tierra por apropiación ilegal sin pagar el costo de oportunidad que exige la función social de la propiedad. Debe ser una apropiación y uso de los recursos que corresponda a su vocación natural y el valor generado debe proveer ingreso a toda la población.

Esa apropiación es más Estado en el territorio, pues sólo si el Estado reconoce y protege los derechos se puede reemplazar la fuerza bruta de la violencia por la protección legal de los ciudadanos. El nudo de la propiedad de la tierra se desata con una fórmula simple y conocida: un verdadero catastro multipropósito que delimite toda la tenencia informal en perímetros prediales, los valore y certifique las posesiones, para que aporte la información básica para formalizar, restituir y distribuir la propiedad, crear un mercado de tierras, financiar a los municipios para salud y educación y ordenar el uso del territorio.

El catastro es la foto que registra la posesión efectiva de un pedazo de territorio por quienes lo trabajan con su esfuerzo y el negativo debe pasarse a positivo mediante el reconocimiento del derecho de propiedad, para que nadie pueda inscribir en el registro tierras que no posee, para luego expulsar a los verdaderos poseedores campesinos. Debe invertirse la relación para que sólo pueda registrarse el contenido físico y jurídico del catastro, y se evite llegar a la caricatura grotesca de Tierra Bomba, en Cartagena, que tiene un área catastral de 1.800 hectáreas y registros que acreditan propiedad sobre 6.800.

La paz territorial es también la apropiación del futuro de cada territorio por sus pobladores, desde lo local, en sus tres dimensiones del ordenamiento ambiental, de la propiedad y productivo. Su concreción es posible sólo si el Estado propicia la creación de la institucionalidad territorial, con la función de articular las iniciativas locales con la oferta sectorial del gobierno en el territorio, para aprovechar sus ventajas competitivas naturales y las capacidades de la población.

Anuncios

Acerca de Alejandro Reyes Posada

Abogado y sociólogo. Investigador de asuntos agrarios y de tierras desde 1968. Asesor del ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y de la delegación del gobierno en la negociación del punto agrario de las conversaciones de paz con las Farc en La Habana entre octubre de 2012 y mayo de 2013. Actualmente soy consultor e investigador independiente.
Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s