EN ESPERA DE ÓRDENES

Publicado en EL ESPECTADOR el domingo 15 de enero de 2017

El senador Álvaro Uribe ha sido un combatiente toda su vida y domina la esencia de las técnicas del mando. La orden eficaz llega hasta el último hombre con la misma fuerza con que fue dictada y no pierde su energía hasta que se cumple, pues de lo contrario le explota al destinatario como una amenaza de muerte aplazada, como enseñó Elías Canetti en su obra maestra Masa y Poder. La orden se da a un individuo, a un grupo o a un ejército, se divide y fracciona, se puede condicionar o revertir, pero se mantiene viva en quienes son llamados a cumplirla hasta su ejecución. Consustancial a la fuerza de la orden es la violencia del castigo para quien la desacate, como saben los mandos militares sobre sus tropas. En batalla, por ejemplo, la cobardía o la deserción se pueden castigar severamente, incluso con la muerte.

Cuando ha ejercido el poder, Uribe ha dado órdenes directas a los ejecutores pasando por encima de las estructuras de mando establecidas y ha pedido cuentas de los resultados con la severidad de un censor que se hace temer por sus explosiones de furia. Desde el amanecer llamaba a coroneles y generales para exigir resultados en las veredas y muchos de ellos terminaron ofreciéndolos como sacrificios humanos para aplacar la ira de los dioses, como los aztecas. El espectáculo público más taquillero de sus consejos comunitarios eran los regaños televisados a sus ministros y directores cuando no lograban solucionar los problemas públicos de inmediato, que satisfacían las ansias de humillación que los marginados sienten contra los poderosos burócratas.

El ámbito del mando de Uribe tampoco se ha reducido a las funciones a su cargo, pues su liderazgo se ha extendido también a grandes conjuntos sociales, como ocurrió en la gobernación de Antioquia con la promoción de las Convivir para asegurar la autodefensa de los hacendados acosados por las guerrillas, que luego pasaron a convertirse en grupos paramilitares.

Como presidente, convirtió la guerra contra las Farc en el eje de su gobierno y logró su reelección con esa bandera. Como expresidente, su batalla se transformó en la oposición a la negociación de paz que el presidente Santos escogió como el eje del suyo, y su mayor triunfo fue que logró polarizar al país frente al plebiscito refrendatorio del acuerdo de paz. Como líder del Centro Democrático, su obsesión ahora es atajar el peligro de que las Farc se conviertan en un partido capaz de llegar al poder y arrasar con la propiedad y la empresa privada con banderas socialistas.

Las consignas de Uribe, simples y claras, reiteradas hasta el cansancio, son órdenes de batalla que tienen una probada eficacia en la trama de la violencia colombiana. Con unas parecidas los ideólogos conservadores y liberales desangraron a Colombia en los cincuenta, exterminaron a la Unión Patriótica en los ochenta y masacraron campesinos desde entonces.

Como las Farc se concentran y desarman, los nuevos blancos señalados para ejecutar las órdenes del caudillo son los movimientos sociales en las zonas de influencia de las Farc, para advertirles que hay fuerzas de reserva que van a luchar para evitar que la patria caiga doblegada ante el comunismo ateo y empujarlos lejos del partido que surja de la desmovilización. Mucha gente armada se encuentra en espera de justificaciones, consignas y órdenes, y más le valdría a Uribe ser consciente de las consecuencias de las suyas para que las asuma cuando la historia se las demande.

 

 

Anuncios

Acerca de Alejandro Reyes Posada

Abogado y sociólogo. Investigador de asuntos agrarios y de tierras desde 1968. Asesor del ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y de la delegación del gobierno en la negociación del punto agrario de las conversaciones de paz con las Farc en La Habana entre octubre de 2012 y mayo de 2013. Actualmente soy consultor e investigador independiente.
Esta entrada fue publicada en Columnas, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s